Para el productor:

Aplicable a cientos de miles de hectáreas independientemente de la regiones afectadas, cultivos, tipos de suelos o deficiencias identificadas.

Válida para cualquier cultivo hortofrutícola e industria transformadora.

Aplicable a cualquier condición ambiental y climática.

Aumento de la productividad y sostenibilidad.

Para el consumidor:

Aporta alimentos saludables, ricos en nutrientes y minerales en cantidades suficientes para alcanzar las recomendaciones dietéticas de una dieta equilibrada.

Aporta alimentos enriquecidos de manera natural, original y saludable, fácilmente disponibles y accesibles para que un consumo compatible con el ritmo de vida y situación socioeconómica actual.

Da respuesta a problemas de salud pública derivados de la malnutrición.